Biotopía: un llamado a la acción

El Instituto de Estudios Superiores de Moda, Casa de Francia, lanza una llamada a la acción, a través de su nuevo concepto Biotopía, para el próximo invierno 2011: en este desfile – colectivo, se habla de los glaciales del Himalaya;

Se busca un mejor equilibrio una verdadera identidad vital, reconectar con sí mismo, interesarse en aspectos más esenciales, como el compartir. Biotopía, o el balance vital.

En estas cimas, las más altas del mundo, en el corazón del Himalaya, transitan algunas tribus nómadas, con sus yaks transportando la sal, en invierno. ¡Hoy las nieves eternas y los glaciales están desapareciendo! (E.M.M.)

Sin embargo estos glaciales tienen un papel esencial en el ciclo del agua. La conservan en las épocas de lluvias en forma de hielo y la restituyen, al derretirse las nieves, en verano. Los glaciales del Himalaya son la fuente de agua de los grandes ríos de Asia: Ganges, Mekong, Yang Tse Kiang, Indo; todos nacen ahí. 2000 millones de personas dependen de ellos para el agua potable y la irrigación de sus cultivos…

Destruimos lo esencial para crear lo superficial; nuestras acciones tienen repercusiones en toda la tierra, estemos donde estemos. Nuestro planeta es solo uno y es indivisible. Es nuestro bien común.

Las consecuencias de nuestras acciones son enormes. Otras personas y no nosotros, pagan el precio, sin ser responsables. (Home, Yann Arthus-Bertrand)

¿Dejaremos que se acabe nuestra civilización por estar poniendo en peligro este equilibrio climático de casi 4.000 millones de año de evolución que ha permitido nuestro desarrollo desde hace 200 000 años? Es demasiado tarde para ser pesimistas. ¡Actuemos!

Actuemos como el ingeniero retirado, Chewang Norphel, quien está construyendo glaciales artificiales que irrigan las llanuras montañosas del Ladakh, una región del Himalaya, en el norte de la India. Bajo el efecto del calentamiento climático, los glaciales pierden 15 a 20 m de superficie por año, secando las tierras de las llanuras.

A 4500m de altitud, los 5cm de lluvia anual solo aseguran 10% de las necesidades de agua. Los glaciales naturales se encuentran muy arriba y solo se derritan después de junio.

Chewang Norphel tuvo la idea de acarear el agua de los ríos, cuando se acerca el invierno, y cuando las cosechas acaban, hacia estanques construidos para guardar y congelar el agua lejos de la luz.

Los glaciales de Chewang Norphel, instalados cerca de los pueblos, permiten irrigar las tierras desde el mes de abril, cuando inicia el periodo de siembras.

Gracias a estos glaciales artificiales, hay agua disponible temprano y los cultivos llegan a madurez antes del periodo de lluvias.

El desarrollo de cada uno cuesta 2000 euros y los habitantes de los pueblos, fabrican ellos mismos los estanques, con piedras y materiales locales.

Miden 2km de largo, 60m de ancho y 2m de profundidad; Chewang espera así construir más glaciales, alrededor de los 112 pueblos de esta región e impedir lo que las Naciones Unidas predicen: la desaparición de los glaciales del Himalaya para 2050.

Así como esta extraordinaria iniciativa, todos podemos ser partícipe y crear una acción increíble, a partir de nuestro bello mundo de la moda. ¡Hagámoslo! De esto trata el desfile de tendencias invierno 2011, en el IESModa, Casa de Francia.